¿Como convertir tu capital en una ‘entrada VIP’ al emigrar?

¿Como convertir tu capital en una ‘entrada VIP’ al emigrar?

noviembre 13, 2017
|

fuente: iberoeconomia.es

Cuando pensamos en Estados Unidos, especialmente el sur de la Florida (destino predilecto de los latinoamericanos para vacacionar y emigrar), solemos visualizar el lujo, las playas, cuerpos de encanto y otras imágenes que se ven reforzadas por las grandes producciones cinematográficas y las redes sociales. En pocas palabras, una vida de ensueño

La gran parte de las personas que actualmente emigran, ya han visitado el sur de la Florida en algún momento, siendo las ciudades más conocidas: Miami y Orlando. Por eso, se convierten en las primeras opciones al momento de emigrar o invertir. Si a esto le sumamos que la mayoría tiene familiares y amigos en estas ciudades, la decisión está casi tomada, no hay más nada que pensar.

Cuando decidimos tomar la decisión de emigrar, tratamos de que sea lo menos traumático posible para nosotros y nuestra familia. Por lo tanto, muchas veces decidimos emigrar a ese destino ya conocido. El problema radica en que lo más conocido, no es siempre lo más conveniente tomando en cuenta nuestros objetivos a corto y largo plazo. Si partimos del principio que toda experiencia es ganancia, puede que la experiencia no resulte tan negativa, o al contrario, puede ser lo mejor que nos pase en la vida.

Ahora bien, si lo que se pondrá en riesgo al emigrar es nuestro patrimonio y nuestra legalidad, hay que analizarlo muy bien antes de tomar esta decisión.  Esto dependerá en gran parte de nuestra inteligencia para considerar otros destinos y de una asesoría honesta y realista.

Después de haber nacido y vivido en los Estados Unidos por casi 20 años y de haber asesorado a tantas personas durante este tiempo a emigrar, puedo concluir que este destino no es para todos. Por supuesto, no se puede generalizar, pero sí hay que considerar, al menos, dos factores fundamentales antes de tomar esta decisión:

  • ¿Mi legalidad y la de mi familia van a depender del desarrollo comercial de un negocio?
  • ¿Cuento con un capital liquido menor de 600.000 dólares?

Si ambas respuestas son “sí”, hay que replantearse seriamente la intención de emigrar para los Estados Unidos.

¿Por qué se debe de considerar otros países?

Cuando nuestra legalidad depende del desarrollo comercial de un negocio y tenemos un capital líquido inferior a los 600.000 dólares, no podemos arriesgarnos a perder ese capital. No se puede apostar únicamente a la suerte cuando lo que esta en riesgo es el capital que hemos acumulado durante toda nuestra vida y lo que nos dará la paz mental para salir adelante al momento de emigrar.

A esto se suma que, actualmente, las exigencias del servicio de inmigración en Estados Unidos para aprobar un visado son bastante altas, para todos los países en general. La idea que muchos asesores de negocios venden de que, al invertir y generar empleo en Estados Unidos, la Administración les verá con mejores ojos y aumentará la probabilidad de aprobación, es totalmente falsa.

Hace unos cuantos años sí era así, ¡ya no! Si fuese cierto, no negaran tantas visas de inversión E-2, y de traslado empresarial (L-1), muy conocidas por empresarios latinoamericanos. Tampoco las visas de inversión (EB-5), que generan 10 empleos por cada inversionista y tarda hasta dos años para ser aprobadas por primera vez.  En resumen, este ‘tratamiento VIP’ para el que invierte y genera empleo no existe en la actualidad.

Si sumado a estas altas exigencias migratorias, estamos obligados a invertir en un negocio y contratar empleados que muchas veces no se necesitan, ese capital con el que contamos desaparecerá en tiempo record. No es lo mismo comenzar un negocio e ir invirtiendo poco a poco de acuerdo a las exigencias comerciales, que tener que invertir y contratar empleados para complacer al oficial que revisará nuestra aplicación, y quien muy probablemente, no tenga la menor idea de cómo funciona un negocio.

Es importante recordar que, en la mayoría de los casos, el oficial que evalúa simplemente se guía por un listado general de requisitos y, si el considera que se cumplen, aprueba el visado; de lo contrario, se negará y se perderá todo el dinero, esfuerzo y la legalidad.

Esta obligación tan alta que se debe de satisfacer para lograr una aprobación, hace que los ingresos no alcancen para cubrir tantos gastos y nos vemos obligados a sacar de nuestros ahorros, ocasionado así, una disminución veloz del capital restante después de realizar la inversión.

Hay que tener cuidado con los vendedores de sueños que ofrecen negocios fantásticos donde se promete legalidad, ingresos en dólares y sin jefe, un verdadero sueño americano que pocas veces bajo estas promesas llegan a cumplirse.

Para aquellos que han podido ver nuestras entrevistas en programas o en diarios, este es un tema que no me canso de repetir, pero que muchos terminan entendiendo cuando ya es demasiado tarde, es decir, cuando se han quedado sin dinero y sin legalidad.

Esta semana recibí una llamada de una ciudadana venezolana-española que decidió emigrar para los Estados Unidos bajo la modalidad de un visado E-2, invirtiendo 150.000 dólares en un negocio en Miami que se terminó convirtiendo en 200.000 antes de la apertura.  Esta señora contaba inicialmente con un capital de 300.000 dólares, por lo que los 100.000 dólares ‘de colchón’ se los ha tenido que gastar para mantener el negocio; ya que, por supuesto, no genera lo que le ofrecieron.

Recordemos que Miami se ha convertido en una ciudad sumamente costosa, por lo tanto, los gastos de manutención, son muy elevados y obliga a generar mucho más ingresos o sacar mucho más de los ahorros para cubrir dichos gastos.

La figura del visado E-2, es un visado que se otorga a las personas nacionales de ciertos países que han firmado un tratado de comercio con los Estados Unidos, entre estos países están España, Italia, Colombia, Argentina, ente otros. Este tratado de comercio permite que los ciudadanos de estos países puedan aplicar por un visado temporal de inversión, una inversión que además no lleva a residencia (Green Card). Esto lo que quiere decir que es permitido vivir de manera indefinida en los Estados Unidos siempre y cuando la empresa funcione y genere empleo e ingresos.  De nuevo, todo queda en las manos de un oficial que decidirá de manera totalmente discrecional si la empresa ha cumplido o no con lo que el considere en ese momento.

Como podrán ver, es sumamente arriesgado invertir en Estados Unidos esperando que esa inversión resulte en una legalidad y en una fuente de ingresos. Particularmente, no aconsejo invertir en un país donde no se ha vivido por un tiempo. Considero que la única manera de disminuir el riesgo que todo negocio conlleva, es conociendo de primera mano el mercado, los hábitos de consumo, márgenes de ganancia, la idiosincrasia del consumidor, y muchos otros factores que ayudan a disminuir la perdida del capital.

Por supuesto, este cuidado debe de aumentar cuando la persona que desea emigrar cuenta con un patrimonio liquido limitado. Es decir, mientras menor sea el patrimonio líquido, mucho más cuidado se debe de tener al invertir, y no crean que 500.000 dólares es un gran patrimonio en los Estados Unidos. En algunos países es una fortuna, pero en Estados Unidos no y mucho menos para sacar adelante un negocio donde de entrada se tienen que invertir 150.000 dólares o más.

Para los que piensan emigrar y cuentan con un capital medianamente limitado y con una nacionalidad de otro país, no comentan el error de invertir bajo la modalidad de inversión (E-2) en los Estados Unidos.

Para los que no tienen otra nacionalidad, España les ofrece la oportunidad de emigrar como residentes legales sin necesidad de invertir en un negocio. Es decir, se pueden tomar el tiempo para analizar las verdaderas oportunidades de inversión sin que se ponga el riesgo la legalidad y el capital.

Por supuesto que si el dinero es limitado, hay que invertirlo ya que en algún momento se acabará, pero en el caso de España, se les ofrece la oportunidad de analizar bien el mercado, de conocerlo de primera mano antes de invertir. Adicionalmente, España es mucho más económico que los Estados Unidos, esto definitivamente ayuda a preservar un poco más el capital, es decir, a dormir en paz.

Antes de emigrar, antes de soñar con ese destino fabuloso que tanta envidia nos puede dar por lo que vemos en las redes sociales, asesórense bien, con profesionales que les hablen con la realidad y no necesariamente con lo que se esta buscando escuchar.

Estos consejos son el resultado de las vivencias de mis clientes y de las personas que nos llaman semanalmente queriendo emigrar para España después de haber perdido grandes cantidades de dinero tratando de mantener una legalidad temporal en  los Estados Unidos.

Recuerden que el capital que han generado les puede abrir las puertas para emigrar como un verdadero VIP en otros destinos, por ejemplo, en España.

La entrada ¿Cómo convertir tu capital en una ‘entrada VIP’ al emigrar? se publicó primero en Iberoeconomía | Emprendimiento y Economía en España y Latinoamérica.

Lea más: iberoeconomia.es