Deseo emigrar, ¿y ahora qué?

Deseo emigrar, ¿y ahora qué?

fuente: iberoeconomia.es

No es un secreto que muchas personas desean emigrar por una diversidad de factores, unos por darle una mejor educación a sus hijos, otros buscando una mejor calidad de vida después de muchos años de trabajo, y en otros casos, simplemente, en busca de poder cubrir las necesidades básicas y la seguridad que no tienen en sus países.

Al momento de emigrar, muchas personas lo hacen al país equivocado por falta de información; de esa información inicial que es tan crucial y determinante, pero que no tomamos en cuenta desde un principio. Después de 18 años asesorando a familias, principalmente de América Latina, que desean emigrar para los Estados Unidos, y desde hace 4 años a aquellos que buscan emigrar para España, puedo concluir que el conocimiento de la realidad y la información legal que se puede tener al momento de emigrar, son los factores determinantes para lograr los objetivos que estamos buscando al momento de decir comenzar una nueva vida en otro país.

Muchos eligen el destino a emigrar por la familiaridad o cercanía que piensan tener con ese país, pensando que esto es suficiente para aumentar o garantizar, las probabilidades de alcanzar ese objetivo que estamos buscando al emigrar. La cercanía, amigos, o el conocerse cada calle de esa ciudad, no son los factores que deben determinar el país a emigrar. Es lógico que al emigrar tratemos de buscar lo más conocido para tratar de hacer el proceso migratorio lo menos traumático posible. La realidad es que esa paz mental que buscamos al emigrar la darán los factores económicos y migratorios. Por lo tanto, debemos de emigrar al país que nos brinde estos dos factores desde el primer día, no uno u otro, pero ambos.

El factor económico es particular en cada caso, cada quien sabe con cuánto dinero cuenta para iniciar ese viaje al nuevo destino. Como muchas veces lo digo, el emigrar es como unas vacaciones de verano, la cantidad ahorrada durante el año, determinará el destino y las condiciones de nuestras vacaciones. El emigrar es exactamente igual. Esta es la verdadera realidad, no los amigos, ni la familia que nos están esperando para pasear cuando lleguemos.

Por lo tanto, antes de decidir a donde emigrar, debemos de informarnos sobre las vías migratorias por la que podamos optar dependiendo de nuestra situación económica, siempre buscando la legalidad definitiva en ese país, y no una legalidad temporal, como muchos piensan que es suficiente. Con ese capital que contamos al emigrar, debemos de buscar una legalidad que nos lleve a lo que todos buscamos, la ciudadanía de ese país y de la manera menos traumática posible. Esto último es muy importante. Lo primero, es lo primero, y es la búsqueda de la legalidad, no de la casa ni del colegio para los hijos. Debemos de buscar esas vías migratorias que nos permitan llegar a un país y saber que podemos dormir tranquilos sin la preocupación de que algún día la ilegalidad y la de nuestra familia pueda llegar a tocar nuestra puerta.

Es sumamente importante hacer un análisis realista antes de emigrar al país donde pensamos lo conocemos todo. Esa búsqueda inicial de información para determinar a donde emigrar y poder obtener la legalidad debe hacerse con tiempo, consultar con verdaderos expertos y no dejarse llevar por aquellos que ofrecen negocios fantásticos como única vía migratoria.

Con respecto a estos negocios fantásticos que se venden como garantía para obtener la legalidad y generar ingresos, hay que tener mucho cuidado. Muchos se dejan llevar por estas promesas cuando se tiene un capital un poco limitado y se quiere emigrar. No todos los negocios son malos, pero si hay que tener mucho cuidado y tomarse el tiempo para analizar con profundidad en donde se va a invertir, ya que una mala decisión puede costar la perdida del capital y, lo que es peor, llevarnos a la ilegalidad.

Les menciono brevemente que este es un tema muy común con el que nos encontramos sobre todo con ciudadanos provenientes de América Latina, donde muchos desean llegar al país donde desean emigrar e invertir lo antes posible pensando que es la mejor manera para no consumirse el capital. Muchos tienen la idea de que mientras más rápido se invierta, mas rápido comenzarán a generar ingresos, pero esta formula, en la mayoría de los casos, no funciona ni en Estados Unidos ni en España. En ambos países los costos de empleados, impuestos, entre otros gastos que desconocemos, son bastantes elevados y no se comparan con el mantenimiento de un negocio en muchos de los países de American Latina. Esto sin sumar que los márgenes de ganancias y los hábitos de consumos son muy diferentes en estos países. Por lo tanto, es imprescindible tomarse el tiempo para buscar esas verdaderas oportunidades de inversión y así conocer de primera mano como realmente funcionan los negocios en ese país donde deseamos emigrar e invertir.

Para finalizar, para aquellos que quieren o están pensando en emigrar, ahora o en un futuro, tener en mente que lo primero es planificarse y asesorarse con verdaderos expertos para conocer cuales son los países que nos ofrecen una legalidad segura desde el primer día. Así mismo, evitar en todo momento que nuestra legalidad y la de nuestra familia dependa de una inversión activa donde el desarrollo comercial de un negocio determine nuestra legalidad, ya que múltiple factores, que no dependen de nuestra voluntad y esfuerzo, nos podrían llevar no solo a la perdida de nuestro capital, pero a lo que es peor, la ilegalidad .

He querido dar una introducción de lo que realmente, de acuerdo a mi humilde experiencia, se debe considerar al momento de decidir a que país emigrar. A través de IberoEconomía iremos informando de vías migrarías, ejemplos de casos actuales y sus desenlaces migratorios, consejos a tomar en cuenta, y más información para aquellos que desean emigrar para los Estados Unidos y España.