Saltear al contenido principal

El futuro migratorio de los estudiantes en Estados Unidos

fuente: iberoeconomia.es

La visa de estudiante (F-1) ofrece a ciudadanos extranjeros la oportunidad de prepararse académicamente en los Estados Unidos y disfrutar de la cultura americana mientras duren sus estudios en el país anglosajón.

Hasta hace poco, la intención de la gran mayoría de los extranjeros era únicamente estudiar para regresar a sus países y poner en practica todo lo aprendido en los Estados Unidos.

El estudiar en el extranjero otorgaba cierto nivel profesional, y por ende, acceso a las mejores ofertas labores. El estudiante no solo contaba con una preparación académica americana, sino también dominaba el inglés, algo no tan común como lo es hoy en día. Igualmente, hijos de empresarios usaban esta vía para educarse y obtener una visión global a nivel empresarial en beneficio de sus empresas familiares.

No es un secreto que los hijos de la mayoría de los altos empresarios a nivel mundial han estudiado en los Estados Unidos.

A pesar de que el propósito de la visa F-1 sigue siendo la preparación académica, el uso de esta vía legal ha cambiado con el tiempo. La inseguridad y la descomposición social que se vive hoy en día en muchos países ha contribuido para que ciudadanos extranjeros opten erradamente por esta vía migratoria para abrirse camino y hacer vida en los Estados Unidos.

“La visa F-1 es una visa temporal que se otorga únicamente para estudiar y no ofrece un camino a la residencia legal en los Estados Unidos”

El estudiar, recibir una oferta laboral y quedarse a vivir en los Estados Unidos era algo bastante viable hace algunos años. Actualmente esa opción está muy lejos de la realidad.

El gobierno americano ha endurecido considerablemente las alternativas del estudiante extranjero para permanecer y trabajar después de haberse graduado en el país anglosajón. Esto sin tomar en cuenta todas las restricciones de la actual administración para los profesiones y estudiantes extranjeros.

Hoy en día no existe ninguna garantía de que un profesional extranjero graduado de una prestigiosa universidad americana y con una excelente oferta laboral pueda permanecer en el país después de graduado. Por lo tanto, si la intención es vivir y trabajar una vez culminados los estudios, definitivamente la visa F-1 no es la mejor opción.

Opciones para permanecer en los Estados Unidos

Cuando el estudiante extranjero se ha mantenido bajo un estatus temporal F-1, las opciones para modificar su estancia legal y permanecer en los Estados Unidos son básicamente las siguientes:

H-1B (Visa temporal para trabajadores profesionales)

La visa H-1B es otorgada por un período inicial de 3 años y por un máximo de 6 años. Es la vía legal más común por la cual una empresa puede contratar a un profesional extranjero de manera temporal. Durante este tiempo se puede tramitar la residencia legal, mejor conocida como “green card”.

Actualmente, son muy pocas las empresas que están dispuestas a realizar este tipo de trámites.

Problemas con la visa H-1B:

1- Se necesita de una empresa americana dispuesta a contratar al extranjero bajo un sueldo y cargo de nivel profesional.

2- Existe un cupo limite de 65,000 visas por año. Debido al alto número de aplicantes, se realiza un sorteo al azar para seleccionar las 65,000 solicitudes que podrán ser aceptadas. En este sorteo no se analizan las credenciales académicas del profesional extranjero ni el tipo de oferta laboral. Es decir, no se toma en cuenta si el extranjero se ha graduado con excelentes calificaciones, proviene de la mejor universidad, ni la trayectoria de la empresa que ha extendido la oferta. Para que se tenga una mejor idea, para el año fiscal 2020, el servicio de inmigración (USCIS ) recibió 201,011 solicitudes para seleccionar únicamente 65,000 cupos. Es decir, solamente un 33% de los profesionales extranjeros tuvieron la oportunidad de comenzar a trabajar en los Estados Unidos. El resto deberán de seguir estudiando para ganar tiempo e intentarlo nuevamente el próximo año o abandonar el país.

3- El ser seleccionado para participar en el sorteo no es garantía de que la solicitud sea aprobada. Muchas solicitudes son aceptadas y finalmente denegadas.

Certificación Laboral ante el DOL (Residencia por empleo)

El proceso de Certificación Laboral, actualmente llamado PERM, es la etapa inicial de un trámite de residencia por empleo que realiza una empresa en favor de un empleado extranjero. Este proceso se inicial ante el Departamento de Trabajo (DOL – Department of Labor) de los Estados Unidos. Actualmente es un trámite sumamente riguroso.

Problemas con la Certificación Laboral:

1- Se necesita de una empresa americana económicamente solvente ya que se analiza la capacidad financiera de la misma.

2- Es un proceso que normalmente toma más de 1 año para que el empleado pueda comenzar a trabajar para la empresa.

3- Pocas empresas están dispuestas a tramitar una Certificación Laboral por lo costoso, largo y tedioso del proceso. Adicionalmente, muchas empresas temen que el empleado renuncie una vez obtenida la residencia legal.

“Pocas empresas están dispuestas a lidiar con los trámites burocráticos para obtener una Visa H-1B o Certificación Laboral. El tener que esperar años o meses para contratar a un empleado sin garantía alguna no es una opción para la gran mayoría las empresas americanas”

Amor. Por ultimo, no es extraño que un estudiante extranjero conozca al amor de su vida en los Estados Unidos “Love is always on the air”.

La solución: Residencia Legal “Green Card”

Si la intención de un padre es que su hijo tenga la oportunidad de vivir, estudiar y trabajar con total libertad en los Estados Unidos, se debe de comenzar un proceso de residencia “green card” con antelación.

No se puede esperar hasta el último momento para buscar alternativas legales con la finalidad de permanecer en el país. La gran mayoría de los procesos de residencia pueden tomar varios años.

Actualmente, existen vías migratorias muy atractivas que llevan a la residencia legal sin depender de una oferta laboral o de la suerte de encontrar el alma gemela en los Estados Unidos. Por ejemplo, la visa de residencia EB-5, tampoco obliga al extranjero a establecer una empresa ni a contratar empleados, es ideal para los que desean estudiar y trabajar sin restricción alguna.

“Después de haber invertido en la educación de tus hijos, no permitas que dependan de la suerte de tener una oferta laboral o de encontrar el amor para poder vivir y trabajar en los Estados Unidos”

Durante estos 20 años trabajando en el área migratoria en los Estados Unidos, he visto muchos profesionales capacitados y con excelentes ofertas laborales que han tenido que retornar a sus países o buscar otros destinos migratorios. Por lo tanto, no es suficiente tener una oferta laboral, por muy buena que sea, para poder permanecer en el país después de culminados los estudios.

Como siempre lo menciono, antes de emigrar o decidir estudiar en un país determinado, se deben de analizar las vías migratorias y los objetivos particulares no solo a corto plazo, pero sobre todo a largo plazo.

Muchos optan por la visa F-1 como una vía rápida y fácil para comenzar a vivir en los Estados Unidos, pero si la intención es permanecer en el país a futuro, definitivamente esta no es la opción. Hay que planificarse adecuadamente con antelación, especialmente si la idea es que los hijos vivan, estudien y trabajen en los Estados Unidos.

¡El futuro laboral de los hijos no se puede dejar a la suerte, menos en los Estados Unidos!

Alexandre Rangel, Grupo SIEspaña

20 años d experiencia en procesos migratorios para EE. UU. y España.

Volver arriba